Cómo hacer un cojín sin costura

La comodidad es fundamental a la hora de un descanso, de sentarse a leer, de degustar de una taza de té o café mientras se observa gustosamente el atardecer acompañado de un ser querido. Es por ello que siempre buscamos poseer un sitio relajado, en dónde pueda correr la brisa y la contaminación sónica no haga estragos. Sin embargo, también es necesario gozar de un mueble cómodo y suave.

El problema surge cuando poseemos muebles de madera sin recubrimiento alguno, o sillas de aleaciones metálicas que no aportan ningún confort o soporte a nuestro cuerpo. Y a pesar de que podríamos ir a la tienda más cercana para adquirir un cojín que sirva de amortiguador, estos resultan ser un poco costosos. 

Es por ello que hoy te enseñaremos algunas técnicas especiales para que puedas hacer tu propio cojín. Tal vez no lo has intentado antes simplemente por no saber coser. Así que no te preocupes, ya que los métodos que hoy te traemos dejan de lado el hilo y la aguja para dar paso a materiales comunes que todos poseemos en casa y que son fáciles de adquirir y muy económicos. Además, no necesitarás práctica, ni conocimiento previo de manualidades.

como hacer un cojin sin costura

👉 Tres métodos sencillos

Para comenzar con tu nueva creación deberás tener a la mano algunos artículos especiales, pero que son sencillos de conseguir. En cada técnica usarás distintos materiales; no obstante, los siguientes que nombraremos serán los consecuentes en cada uno de los métodos:

  • Tela del color, forma o tipo de tu preferencia. Es preciso señalar que la tela dependerá del uso que quieras darle a tu cojín. Si es para decoración de un mueble en interiores, puedes escoger entre lino, poliéster, combinaciones con algodón, terciopelo. Que son telas de gran dureza pero con mucha flexibilidad y a la vez elegancia, que servirá para vestir tu sala con la distinción más exaltante. 

Por otro lado, si queremos un cojín para un ambiente en exteriores, podríamos más bien recurrir a materiales como lona, que es una tela bastante firme y que aguantará la exposición a los distintos climas de su entorno.

  • Una cinta métrica. Es importante saber las dimensiones del mueble que pretendes adornar, o de la silla a la que vas a volver más cómoda con tu cojín. Ya que lo ideal es que tu creación encaje a la perfección con el tamaño del mueble o silla y pueda verse lo más armónico posible.
  • Espuma para rellenar. Ten en cuenta que existen distintos tipos de espuma y algunos otros rellenos como plumas. Así que el relleno queda a criterio de cada quien. Igualmente recomendamos el uso de espuma clásica, la cual puede conseguirse en cualquier mercería o tiendas de telas.

👉 La primera técnica es la del entrelazado.

En este primer método vamos a necesitar una tela elástica, lo que quiere decir que este tipo de cojín es especial para interiores. 

Para comenzar, hay que cortar dos piezas del mismo tamaño y con la forma deseada. Seguidamente se debe proceder a recortar tiras de 1 centímetro de grosor de al menos unos 5 centímetros cada una, por todo el contorno de nuestras piezas. 

Posteriormente se colocarán ambas piezas, una encima de la otra, con las tiras coincidiendo entre ellas. Lo anterior, para que se pueda llevar a cabo el entrelazado con cada una, y de esa forma unir las dos piezas. Un nudo simple bastará. Lo que se debe buscar es que queden unidas fuertemente a través de las tiras y no se desprendan al meter el relleno.

Deberás dejar un espacio sin entrelazar para poder meter tu espuma o material de relleno y una vez este del grosor que deseas, puedes terminar de amarrar o entrelazar las tiras que faltan. De esa forma, tendrás un cojín distinguido y perfecto para combinar con sillones, muebles o sillas especiales.

👉 Con la segunda técnica, nos ayudaremos con el silicón.

Así que debemos poseer una pistola y al menos una barra para llevar a cabo muestra creación. 

Agarraremos la tela y cortaremos dos piezas del mismo tamaño. Haremos un pequeño dobles de al menos dos centímetros por todo el contorno de la pieza para otorgarle resistencia y dureza. Aplicaremos un poco de silicón para que quede fijado y procederemos a hacer lo mismo con la otra pieza. 

Luego de que esté lo suficientemente seco, superpondremos las dos piezas y con los contornos más resistentes por el dobles que hicimos, procederemos a pegar nuevamente con silicón, una pieza a la otra. 

Dejando un hueco como con el otro método para poder rellenar el mismo. Una vez se haya conseguido el espesor que se quiere, debe terminarse de pegar el resto del contorno.

Hay que tener en cuenta que las piezas deben estar totalmente estiradas a la hora de pegar una con otra, de esta forma coincidirán a la perfección. El acabado de este estilo es bastante parejo y limpio, lo que significa que esta técnica puede usarse para cojines tanto para interiores, como para exteriores.

Además, el silicón es perfecto para sellar muy bien la unión de las dos piezas y no habrá problemas si llega a mojarse un poco.

👉 Por último, la técnica número tres

Es recomendada para crear cojines para interiores solamente. Ya que para unir las piezas vamos a recurrir a la popular cinta doble faz o de dos caras. 

El procedimiento es el mismo que el anterior, vamos a hacer un dobles de 2 centímetros máximo y usaremos una de las caras de la cinta para pegar la punta del doblez con la pieza como tal, dejando la otra cara de la cinta expuesta para unir las dos piezas. 

Una vez tengamos una de las piezas listas, realizaremos el dobles en la otra y nos vamos a valer de la pega de la cara expuesta en la pieza principal para pegar el dobles de la segunda pieza. De esta forma, ambas quedarán con la fuerza necesaria en los contornos para parecer un duro cojín de costura.

Igual que con los métodos anteriores, dejaremos un espacio sin pegar para poder rellenarlo y luego de alcanzar el grosor deseado, culminaremos con un trozo de cinta previamente cortado del tamaño del hueco para sellarlo.

Y así tendremos nuestros increíbles y versátiles cojines sin tener que haber hecho primero un curso para aprender a coser. Solo se necesita un poco de ingenio y los implementos adecuados para  poder decorar absolutamente todo en nuestro hogar. ¡Esperamos que nuestras técnicas te sean de mucha ayuda!.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta